Música políglota: Rompiendo barreras.

El fenómeno de la diversidad lingüística en la música Pop ya es un hecho, y parece no haber vuelta atrás.

Tal como muchas otras cosas, la música también ha sido víctima del dominio imperialista. Estados Unidos se ha encargado de imponer su cultura artística, principalmente en el cine y la música, sobre todo occidente. No sólo puede hacerlo debido a su gran influencia en la región, sino que también tiene la población suficiente como para hacerlo.

La música popular, desde el inicio del recuerdo, ha tenido como principal idioma el inglés. Inglaterra fue un gran exponente pero se ha visto fuertemente opacada con el transcurso del tiempo por su gran rival: USA.

El sueño americano y el reconocimiento artístico de los Estados Unidos logró posicionar al país en la cima en cuanto a la influencia artística. Tanto así, que numerosos artistas de otros países han decidido mudarse para alcanzar el Éxito.

Hoy en día podemos ver que los mayores exponentes de la música resultan no ser estadounidenses. Justin Bieber es Canadiense al igual que Drake y The Weeknd, Rihanna es Barbadiense, Ed Sheeran es británico, Nicki Minaj nació en Trinidad y Tobago, Lorde es neozelandesa.

Hace años hay diversidad cultural, siempre y cuando sea en inglés, hasta ahora.

La música latina está rompiendo records que ni los “yankees” pueden alcanzar. Artistas como Shakira, Maluma, Daddy Yankee y Luis Fonsi y Anitta están dominando las listas mundiales. Hace varios meses que las listas de streaming global se están viendo “invadidas” por la influencia latina, y sólo faltaba algo como “Despacito” para que marcara el cambio cultural.

Así como nosotros bailamos el Gangnam Style en su momento, eso mismo está sucediendo alrededor del mundo con el Hit de Luis Fonsi. El “efecto despacito” crece bastante rápido.

La música Pop se está mezclando de una manera asombrosa, artistas estadounidenses empiezan a colaborar con artistas latinos, hay cada vez más artistas bilingües o hasta trilingües (Anitta) y nos muestra que el “Pop” es mucho mas que solamente Pop.

El cambio es notorio, rápido e irreversible. Está dando resultados muy interesantes musicalmente y le voltea el tablero al norteamerica y su polo de influencia.

Aquí le dejamos un ejemplo de alguien que es perfecta para demostrar este progreso cultural: Anitta. Ella es una artista brasilera que recientemente ha colaborado con Iggy Azalea cantando en inglés, con Major Lazer en su lengua natal, y acaba de lanzar su último single mundial “Paradinha”, cantado en español.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: